Tres recetas con almejas gallegas

En: Recetas con Mariscos El: Comentario: 0 Compartido: 556

Tres fantásticas ideas de recetas con almejas gallegas. ¡No te llevarán más de 30 - 45 minutos! 

La almeja es uno de los mariscos más versátiles de nuestra gastronomía. Puede ser el protagonista de tus platos más exquisitos o darle un toque especial a ese arroz o a ese guiso que no termina de convencerte. 

En Mariscos AnaMar te traemos hoy tres recetas con almejas gallegas. Las almejas puedes comprarlas en nuestra web, las tenemos de diferentes tipos y son todas deliciosas, frescas y de gran calidad. 

Almejas al vino blanco

Ingredientes:

½ kg de almejas gallegas. En nuestra web podrás encontrar almejas de carril semicultivo, almeja fina gallega extra y extra+, almeja fina gallega mediana y almeja fina gallega grande.

2 dientes de ajo.

2 ramitas de perejil.

2 cucharadas de aceite de oliva.

150 ml. de vino blanco.

Modo de preparación:

Esta primera receta es sencillísima. Lo primero, por precaución, es poner las almejas en agua con sal para limpiarlas. De esta manera soltarán toda la arena que tengan. Si lo estimas, puedes cambiarle el agua varias ocasiones para asegurarte de que están del todo limpias.

Después de este paso, que debe repetirse en las tres recetas, ¡nos ponemos manos a la obra! Para comenzar, haremos una pequeña salsa con el ajo y el perejil. 

Tras calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva, lelamos y troceamos los dientes de ajo y lo echamos junto con el perejil. Es muy importante que el ajo solo se dore, por lo que la sartén debe estar a una temperatura media. 

El siguiente paso será añadir las almejas y el vino blanco. Lo cocinaremos y removeremos unos dos o tres minutos para que se evapore el alcohol del vino. Después taparemos la sartén, dejando un pequeño hueco abierto. De esta manera lo cocinaremos hasta que las almejas se hayan abierto. Esto nos llevará unos cinco minutos.

Por último solo queda lo más importante: ¡disfrutar de este sencillo manjar!

Almejas en salsa picante

Ingredientes:

½ kg de almejas gallegas.

4 dientes de ajo.

1 guindilla.

Media cucharada de pimentón picante.

50 ml. de salsa de tomate (5 cucharadas).

2 hojas de laurel.

Media cebolla.

Aceite de oliva virgen extra.

Caldo o agua.

Modo de preparación:

Al igual que en la receta anterior, lo primero es limpiar las almejas. Después las coceremos al vapor para que estas se abran.

Aprovecharemos esos minutos para picar la cebolla y los dientes de ajo. Estos los freiremos en una sartén a fuego medio con abundante aceite de oliva virgen extra. En este paso añadiremos unos trocitos de guindilla al gusto. Si no conoces muy bien a tus invitados, te recomendamos ser conservadores con la cantidad de guindilla.

Cuando nuestro sofrito esté pochado, podemos añadir 5 cucharadas de tomate frito, el pimentón picante y un cucharón de caldo o agua. Podemos usar incluso el agua de cocer las almejas siempre y cuando esta esté bien colada. 

Por último echaremos las almejas y removeremos todo unos minutos para que estas se impregnen de la salsa. ¡Y buen provecho!

Almejas con cachelos

Ingredientes:

½ kg de almejas gallegas.

4 patatas (preferiblemente gallegas).

1 pimiento verde.

1 tomate.

1 cebolla.

1 diente de ajo.

Vino blanco (opcional).

Aceite de oliva. 

Modo de preparación:

Esta receta es muy típica en esta época del año, especialmente en Semana Santa. ¿Lo has cocinado alguna vez en tu casa?

Como siempre, lo primero que debemos hacer es limpiar las almejas. Colaremos el agua resultante de esto para utilizarlo en nuestro sofrito. ¡Pero debemos asegurarnos de que está bien colado!

Así, picaremos todos los ingredientes y los echaremos en una sartén con aceite de oliva. Debemos pocharlos a fuego medio antes de añadir los cachelos de patatas gallegas, previamente cortados.

Tras unos minutos, pasaremos todo a una olla, donde añadiremos también el agua previamente colado. Para darle más sabor te recomendamos echar un chorrito de vino blanco al gusto. Cuando veamos que nuestras patatas están bien tiernas, podremos añadir las almejas. Dejamos unos minutos más la mezcla para que las almejas cojan sabor y echamos un poco de perejil y sal. 

Ya solo queda apagar el fuego, dejarlo reposar cinco minutos y ya se puede servir. ¡En poco más de media hora tendrás un plato de cuchara estupendo!

Comentarios

Deja tu comentario